“Todo listo para el nuevo hogar”

Después de la luna de miel, la vida vuelve a la normalidad y además del cansancio hay muchas cosas que hacer, así que llegar a casa y encontrar un lugar habitable es básico. Toma en cuenta algunos detalles que deben de estar listos como la alacena, para que cuando se termine la luna de miel, tu nueva casa te reciba con gusto.

La cocina siempre lista
El corazón de un hogar, sin duda es la cocina, no se puede habitar un lugar sin poder disfrutar de una comida decente. Por lo que tener la primera despensa lista es básico, ¿pero qué lleva esa primera despensa?¿cómo comenzar?

  • 1.- 1. Lo primero que viene en la lista es todo aquello que va en la alacena y que no necesita refrigeración, y que ayuda a cocinar, aceite, condimentos como sal, azúcar, pimienta, así como salsas preparadas.
  • 2. Alimentos en seco, como semillas como granola, así también frijoles, arroz, pastas, pan de caja, cereales, café, chocolate en polvo.
  • 3. Así también bebidas que puedan servir como reserva como leche en tetrapack, frijoles en lata o sobre.
  • 4. Cuando se trata de productos frescos y refrigerados como lácteos, frutas, verduras y carnes, es mejor comprarlos el mismo día que se llega a casa, su frescura es importante.
  • 5. No olvidar los alimentos que no son tan nutritivos pero que sin duda disfrutamos, aunque sea una vez a la semana, como tentempiés, galletas, etc.

Baño, habitación y limpieza en general

  • 1. También hay que considerar en la primera compra todos los afeites y productos de baño, como papel, jabón de barra, para la ducha y shampoo.
  • 2. Pañuelos desechables, algodón, así como los productos básicos de un botiquín de emergencia también son una buena idea.
  • 3. La compra de limpiadores para azulejos, pisos, quita grasa, vinagre, así como todo tipo de esponjas, trapeadores, recogedores, escobas y trapos que ayudan a la limpieza de todos los días para todos los rincones del hogar.

Sin duda algo faltará en la primera compra para surtir la alacena, y sentirnos cómodos en nuestra casa, pero poco a poco se sentirá el calor de hogar y sólo será cuestión de mantener todo en orden para que no falte nada y sentirse uno siempre bienvenido en la nueva casa.

*TIP: Ten una libretita en la cocina para ir anotando todo lo que notes que haga falta o lo que se vaya terminando, así podrás surtirlo en la próxima ida al súper.