“Los encantos de la Provenza”

La Provenza, situada al sudeste de Francia es una región del litoral mediterráneo que parece sacada de la imaginación de algún famoso pintor por sus verdes campos salpicados de colores vivos que ofrecen al viajero una estampa única, la cual quedará para siempre en su memoria como bella tarjeta postal.

A lo largo de su territorio que limita con Mónaco e Italia en el este, se observa una geografía llena de contrastes donde se aprecian innumerables viñas, olivares, huertos, flores y arboledas que impregnan al visitante de esta famosa región con sus dulces aromas.

En este lugar, cuyo clima y estilo de vida se encuentra entre los mejores de Francia, se pueden encontrar encantadores pueblos en donde se observan campos de lavanda que embellecen el paisaje con sus suaves tonalidades, y en cuya comarca se podrán encontrar de los mejores vinos del mundo, además de una excelente gastronomía por lo que es perfecta para un viaje de bodas.
En esta privilegiada zona, artistas como Van Gogh y Cézanne, no se resistieron al encanto de sus paisajes al igual que Matisse y Picasso.

La joya de la corona francesa
A la región de la Provenza-Alpes-Costa Azul, se le conoce como PACA y su capital es Marsella. En esta zona se podrá disfrutar de paisajes de ensueño, en donde es posible visitar increíbles pueblecitos rodeados de campos con flores de lavanda y con una exuberante naturaleza en donde parece que el tiempo se ha detenido.

“Es un gran espectáculo observar la campiña francesa.., sus verdes campos siempre provistos de delicados pastos que alimentan su ganado… y contemplar sus palacios y castillos medievales en medio de esta campiña rodeados de hermosos pueblecillos muy pintorescos”. Comenta un viajero al recordar esta tierra de encanto a la que considera como de una de las más hermosas del mundo.

En este viaje los recién casados podrán disfrutar de un ambiente sofisticado, al que se une un clima mediterráneo con variaciones geográficas y climáticas que se despliegan desde los Alpes del Sur hasta el borde del mar y que favorecen el cultivo de los viñedos que se adaptan a las diversas condiciones, lo que da por resultado una variedad de vinos muy amplia en blanco, rosado y tinto.

La zona vitivinícola constituye uno de los detonantes de su economía y uno de los puntos más interesantes para los visitantes motivados por descubrir por qué el vino francés es uno de los mejores del mundo.

El valle del Ródano es una de las regiones más destacadas por su antigüedad. Desde hace siglos, el vino de este valle ha sido uno de los más vendidos y tiene la denominación de “Côtes-du-Rhône” los cuales pueden competir en términos de calidad con los Burdeos y Borgoñas. Esta región vinícola francesa se extiende desde Vienne hasta Arlés y entre ellos destaca; “Côtes-du-Rhônes Villages”, “Châteauneuf du Pape”, “Gigondas” y “Côtes du Luberon”, entre otros.

La costa azul
, es también conocida como la Riviera Francesa, es uno de los destinos preferidos de las celebridades por su inmejorable clima, especialmente en invierno. Antibes, Niza, Cannes, Marsella, Hyeres, St. Tropez, St. Raphael, Golfe Juan y Saint Laurent du Var, son sólo parte de estas sofisticadas rutas, ideales para disfrutar al máximo este viaje de Luna de Miel.
Para disfrutar de otra forma de turismo se pueden embarcar en un velero o yate y disfrutar de la brisa mediterránea, ya que la paradisiaca Costa Azul posee 120 km de costa, 40 km de playas, cabos e islas que se pueden descubrir a lo largo de infinidad de rutas que ofrecen múltiples opciones de diversión.

Como contraste, en Los Alpes se puede encontrar el lugar ideal para disfrutar de impresionantes montañas, lagos, profundos barrancos y mesetas ideales para actividades al aire libre como el senderismo y bicicleta de montaña. Entre sus maravillas se encuentra el Cañón del Verdón, La Reserva Natural Geológica de Alta Provenza, la Meseta de Valensole y los Lagos del Verdon. Por supuesto, no puede faltar la práctica invernal del esquí cuyas estaciones de media y alta montaña para practicar este deporte son de lo más diversas y modernas.

Para tomarse en cuenta
En la visita a los pueblos de esta bella región, no se puede dejar de conocer los mercados provenzales semanales donde los artesanos locales muestran un variado escaparate de productos, que con su colorido y aromas atraen a los visitantes.Para aquellos que gustan de la pintura, en la Provenza se puede encontrar la Ruta de los Pintores de la Luz, la cual se realiza desde el punto de vista de los artistas como Cézanne y Van Gogh, que se inspiraron en estos paisajes y su luminosidad para crear verdaderas obras de arte. También se le conoce como la Ruta de los impresionistas y postimpresionistas en donde se podrán visitar los museos regionales en los que se muestran sus cuadros.

Los campos de lavanda, cuya planta es utilizada para diversos fines, son símbolo de esta región por lo que también hay varias rutas para conocer las diferentes zonas por donde florecen, ya sea en las laderas de las montañas, así como en las altiplanicies de la Provenza decorando el paisaje con sus tonos azul y violeta. No se puede dejar de admirar en la Provenza “la village perché” o “Los pueblos encaramados” (en la montaña) que salpican esta región, los cuales son un tipo de pueblo característico provenzal y mediterráneo, un caserío justo en una cima rocosa que sobresale mirando a algún valle como una fortaleza natural. Entre ellos se encuentra Peillon, Gordes, Le Barroux, Ezé, Saignon y Bonnieux, los cuales ofrecen una vista majestuosa.

El sur de Francia es conocido también por la calidad de sus espectáculos, festivales de música clásica, teatro y cine, así como conciertos que durante todo el año atrae a una gran cantidad de público. Los anfiteatros de Nimes o Arles, así como las grandes salas y estadios de Montpellier, Niza o el Vieux Port de Marsella, ofrecen un magnífico escenario para este tipo de eventos. No hay que olvidar el famoso Festival de Cannes que se lleva a cabo cada año durante la primavera y en donde esta ciudad se viste de glamour con artistas famosos, aristócratas y socialités que atraen los reflectores de los medios de comunicación de todo el mundo.

Gastronomía
En la gastronomía sureña francesa es infaltable el aceite de olivo, el vino, el arroz, las frutas, verduras y las hierbas que son parte esencial de esta dieta mediterránea que incluye la sopa de pescado (Bouillabaisse), la Brandada de Bacalao de Nimes, la carne de toro, los salchichones de jabalí, el caldo de azafrán, hinojo, ajo y cáscara de naranja amarga, que se sirve con mayonesa de ajo. En la Costa Azul no se puede dejar de disfrutar de especialidades como el vino Muscat de Fontignan, el Picpoul de Pinet o el Moily Prat de Marseillan, además del delicioso marisco, como las ostras de Bouzigues.

TIP
Para mayor información sobre las rutas de viñedos pueden consultar la página:
http://turismo-provenza.blogspot.mx/2011/06/rutas-de-vino-en-provenza.html
En estas páginas encontrarás a detalle más datos para la reservación de hoteles, alquiler de yates, veleros, boletos para espectáculos, diferentes rutas turísticas y actividades que se pueden disfrutar en esta bella región durante todo el año.

Guía de Provenza


http://es.wikipedia.org/wiki/Provenza
http://www.parejasbadu.com/viajes-en-pareja/luna-de-miel-provenza-sur-francia
http://es.wikipedia.org/wiki/Costa_Azul_(Francia)
http://www.inmobiliariofrances.com/provenza-alpes-costa-azul
http://www.france-voyage.com/francia-guia-turismo/alpes-de-haute-provence.htm
http://viajes.101lugaresincreibles.com/2013/08/5-pueblos-medievales-encaramados-en-la-montana-en-provenza-francia/