“De ambiente y estilo bohemio”

San Miguel de Allende, es el destino preferido de sibaritas y amantes del arte, un lugar donde el estilo de vida contemporáneo se adapta a las tradiciones y el sabor de casa, de un pueblo con historia y estilo propio.

El lugar Ideal
La inspiración que despierta San Miguel para celebrar una boda es de un lugar con encanto propio, rodeado de jardines y con una antigua casona de la zona del parque Juárez, en uno de los barrios más agradables y bellos por la vegetación que rodea a estas suntuosas casas. Casa del Parque, bed & breakfast, con su amplio jardín y su tradicional casa invita a disfrutar de una celebración en un ambiente íntimo y cálido, con familiares y amigos cercanos, donde el buen ambiente y atmósfera de tradición y sabor bohemio hipnotiza a todos los asistentes.

Relajado pero ¡so chic!
La frescura de un jardín, es ideal para una boda en tiempo de verano, en el marco de una casa muy al estilo de San Miguel, de color terracota, su terraza con arcos y detalles en piedra labrada, aportan una atmósfera relajada pero con estilo propio y sobria elegancia. Todo aquello que recuerde un estilo apegado a las artes manuales, materiales naturales, colores vibrantes dan la pauta para un mobiliario rústico, como una mesa estilo de jardín y sillas de salón como las versalles, pero con un acabado wash que aporta cierto carácter al montaje.

Alegría del color
Sin miedo a los tonos cálidos y vibrantes, el rojo, naranja, rosa, amarillo paja y azul con toques de verde son parte de esta rica paleta que despierta los sentidos e invita a disfrutar de una atmósfera alegre y fresca, como un fin de semana único, entre familia y amigos. Las sillas con listones de colores combinan con el ambiente rústico lúdico, un toque divertido. Los cojines de las sillas tienen originales diseños como aquellos que se podrían tener en casa, la mantelería y las servilletas tienen un aire artesanal que combina con las copas naranjas y azules, así como los corazones de vidrio soplado, muy al estilo de la región.

Como un jardín
La vida de una mesa son las flores, para esta tendencia nada mejor que aquellos arreglos que resalten su naturaleza campestre, flores de tonalidades alegres con abundante follaje que brota de las bases de cerámica artesanal y cristal, recuerda a los bellos arreglos de las elegantes mansiones. Rosas faith, ranunculus rosas, amarillos, naranjas; margaritas limón, matiolas beige, astromelias rosas titanic, mini rosas coral, lilis naranjas, y follaje como eucalipto y mini hiedra, así como la majestuosa y blanca protea rey.

Acentos personalizados
Ya sea grande o pequeña, a toda celebración es bueno darle cierta atmósfera personal, en donde todos son reconocidos y fueron invitados por formar parte importante en la vida de la nueva pareja. Por lo que detalles como lugares y mesas asignados y señalizados con nombres y leyendas que recuerden alegres momentos vividos con ese grupo en especial son detalles que los invitados agradecen y preparan un ambiente original.

Zonas de descanso
Ubicados en lugares estratégicos, siempre es bueno incluir alrededor de la zona de mesas, pequeñas salitas, bancas y mesitas, decoradas al estilo del evento y con detalles confortables como cojines y mantas, para invitar a disfrutar de una agradable conversación y relajarse un poco de estar sentado en la mesa, además de que visten el evento.

Entrada refrescante y dulces delicias
En toda celebración no puede faltar el momento en que debemos hacer circular a los invitados, que interactúen con otras mesas y se sientan en casa. Estaciones de bebidas refrescantes, así como los deliciosos carritos de dulces, son el pretexto ideal para que conozcan el lugar y se sientan parte de él. Además de consentir a los convidados, las bebidas frescas al principio hacen que los invitados se concentren en una zona y convivan, después de la comida y un poco de baile, el momento del dulce tentempié nos mantiene alertas y con ganas de seguir la celebración.

Para consentir
Hay que pensar más en los invitados cuando están en una fiesta fuera de casa, por lo que para hacer más confortable su estancia en San Miguel, nada mejor que ofrecer una fresca sombrilla para el día tan soleado, mientras disfrutan de un refrescante coctel. Para las frescas noches sobre todo para los trasnochadores, una cálida manta; y también para los que han bailado mucho unas lindas sandalias harán olvidar a las invitadas el cansancio de los tacones para bailar más.Para llevar a casa un colorido cuaderno de apuntes para no olvidar nada, igual de alegres unos portavasos para brindar por los novios y no faltará un delicioso aroma para ambientar alguna habitación con una fresca fragancia que recuerde al divertido evento.